P_01-1024x576

10 Cosas que debes saber sobre el Anticipo de Saldo

Facebook
Twitter
LinkedIn

El anticipo de saldo es un beneficio otorgado por la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) con el que, antes de cumplir la edad de jubilación, puedes acceder a una parte de tu ahorro para pensiones y utilizarlo para cubrir cualquier necesidad que tengas.

El acceso a este beneficio depende de tu voluntad y requiere que tengas toda la información. Pregúntale a tu AFP cuáles son los requisitos y condiciones.

Para mientras, nosotros aquí te enlistamos 10 cosas que debes considerar antes de tomar la decisión de solicitar tu anticipo de saldo de ahorro para pensiones:

  1. Tienes acceso a este beneficio porque el dinero es de tu exclusiva propiedad como afiliado. Tu saldo está compuesto por todos tus aportes, los de tu empleador y la ganancia generada por la inversión de tu ahorro; está registrado a tu nombre y puedes verificar su crecimiento a través de tu estado de cuenta.
  2. Como afiliado puedes solicitar hasta un máximo del 25 % de tu saldo. El requisito es que hayas acumulado 10 años de cotización, como mínimo.
  3. Por ahora, los más cercanos a la jubilación tienen prioridad. Está vigente un decreto transitorio con la edad que debe tener una persona para solicitar su anticipo. En 2022 pueden pedir su anticipo los hombres de 46 años o más y las mujeres de 41 años o más; y en 2023, los hombres de 42 años o más y las mujeres de cualquier edad.
  4. La disposición que da prioridad a las personas que se encuentran más próximas a cumplir la edad legal de retiro, es temporal así que a partir de 2024 todos los afiliados no pensionados que tengan al menos 10 años cotizados podrán acceder a un anticipo de su saldo de cuenta de ahorro de pensiones sin importar su edad.
  5. El anticipo de saldo no es un préstamo de la AFP. El dinero siempre es tuyo como afiliado y al devolverlo será acreditado a tu misma cuenta de ahorro individual.Si quieres devolverlo para no afectar el monto de tu pensión en el futuro, recuerda que el reintegro incluye la totalidad el dinero que anticipaste más la rentabilidad que éste hubiera ganado si no lo hubieras sacado. Si decides no devolverlo, ten en cuenta que el beneficio que te corresponderá al jubilarte será menor al que hubieras tenido sin hacer el anticipo.
  6. Puedes reintegrar tu anticipo de saldo con dinero, en la periodicidad y montos que tú mismo decidas, o con tiempo, trabajando más años o postergando el goce de tu pensión por vejez hasta un máximo de cinco años.
  7. Al llegar a la edad de jubilación, devolver o no devolver el anticipo para acceder a otro beneficio depende de tu condición. Al pedir un anticipo, si al llegar a la edad de jubilación te corresponde devolución de saldo y no has reintegrado el dinero, no es necesario que lo hagas para recibir el remanente de lo que hay en tu cuenta. En tanto, si alcanzas la edad de retiro cumpliendo con al menos 25 años cotizados, debes reintegrar el dinero para tramitar tu pensión por vejez. Solo si compruebas desempleo, discapacidad o el padecimiento de cualquier enfermedad que no te permita continuar trabajando para hacer el reintegro, puedes solicitar tu pensión sin devolver el anticipo y ésta será calculada con lo que tengas en tu cuenta.
  8. Que el anticipo de saldo de ahorro para pensiones es un beneficio voluntario y de responsabilidad propia. El trámite es personal y todo interesado debe informarse debidamente antes de tomar la decisión de solicitarlo.
  9. Los que ya reciben pensión no pueden gestionar una solicitud de anticipo de saldo.
  10. Si anticipas parte de tu saldo, no puedes cambiarte de AFP mientras no hayas reintegrado la totalidad del anticipo y su respectiva rentabilidad.

Publicaciones Relacionadas